Crianza con Apego

Antes se decía que no había que tener al bebé en brazos demasiado tiempo porque sino se acostumbraba y luego sólo iba a pedir estar en brazos. También se defendía la necesidad de dejar llorar al bebé a la hora de dormir, por ejemplo, para que “aprendiera” a dormir solo. ¿Quién no ha escuchado este tipo de consejos de alguien cercano alguna vez?

Sin embargo, hoy en día se sabe, gracias a diversos estudios, que el llanto prolongado del bebé sin ser atendido aumenta los niveles de las hormonas del estrés en los pequeños, llegando a tener consecuencias a largo plazo en su funcionamiento cerebral. También se ha comprobado la necesidad de los bebés de contacto físico, de contacto emocional con sus cuidadores. Como ya hemos comentado en otro artículo, el bebé nace indefenso, necesita al adulto para su protección, para que lo alimente y le de el cariño necesario para su óptimo desarrollo.

pie-de-bebeLos estudios de Bowlby, precursor de la Teoría del Apego, mostraron que la calidad de los cuidados parentales que un niño recibe en sus primeros años de vida es de vital importancia para el futuro de su salud mental: deben tener una relación cálida, íntima y continuada con sus padres, y ser tratados con empatía y respeto para crear un vínculo seguro.

El bebé tiene que sentirse seguro, tanto física como emocionalmente, y la manera que tiene de hacernos saber que no está bien es a través de llanto. Como padres tendremos que aprender a diferenciar los distintos tipos de llanto para poder cubrir las necesidades del bebé en cada momento. Si tu hij@ pide atención, atiéndele. Unos padres sensibles, coherentes en sus respuestas y disponibles emocionalmente garantizan un sano establecimiento de la vinculación emocional.

La crianza con apego significa entender cuáles son las necesidades del niñ@, cuándo se presentan, cómo cambian a lo largo del tiempo y de las circunstancias, y ser flexibles al idear maneras para responder apropiadamente. Debemos ser sensibles ante las señales de nuestro hij@, interpretarlas adecuadamente y responder a ellas apropiada y rápidamente.

Os dejamos el enlace al vídeo “El cerebro del bebé”, del programa Redes, donde hablan sobre la influencia del afecto en el desarrollo emocional de los más pequeños y sus efectos en la vida adulta. ¡Disfrutadlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s