Importancia de educar la sexualidad en niñ@s

La sexualidad no sólo existe desde que nacemos, sino que nos acompaña durante toda la vida y va cambiando en los distintos momentos del desarrollo de la persona. Además, no es algo que tengamos, sino que es lo que somos, es cómo vivimos y experimentamos nuestro sexo, ya determinado en el momento del nacimiento.

Por ello es fundamental para el desarrollo integral de una persona que su sexualidad se desarrolle de manera sana, libre, feliz y responsable. Y aunque nuestra sexualidad vaya cambiando a lo largo del desarrollo, su concepción y la manera de vivirla se perfila en la infancia a través de la relación con nuestros padres y las personas que nos rodean, por lo que es importante que se eduque en l@s niñ@s.

Una educación sexual que contemple la sexualidad de una manera global y positiva permite que nuestr@ hij@:

  • Adquiera las herramientas necesarias para hacerle frente a situaciones difíciles.
  • Diga NO a un posible abuso.
  • Confíe en sus padres.
  • Respete a sus mayores y sus iguales.
  • Construya buenos vínculos con sus herman@s y amig@s.
  • Se prepare para tener posteriores relaciones de pareja saludables y plenas, si así lo desea.
  • Construya una vida más sana, equilibrada y plena en el futuro.

Además, la educación sexual previene la desigualdad de género, los abusos sexuales u otras formas de violencia, las relaciones afectivas tóxicas, disfunciones sexuales de la vida adulta, infecciones de transmisión sexual, embarazos tempranos…

bebes-enamoradosLa forma que tienen nuestr@s pequeñ@s de aprender es a través del juego y la exploración. Son curiosos, todo es nuevo, así que es probable que en alguna ocasión les veamos tocando partes de su cuerpo o del cuerpo de los demás, o que nos hagan preguntas que nos pueden resultar incómodas. En nuestra sociedad el sexo es un tema tabú (cada vez menos, afortunadamente), pero si los niñ@s aprenden a no hablar del tema, si notan que genera incomodidad y violenta a sus padres, empezarán a verlo como algo negativo, como algo malo, pudiendo desarrollar problemas en el desarrollo posterior de relaciones afectivas  sanas.

Educar la sexualidad implica mucho más que la transmisión verbal de determinadas cosas. También es lo que callamos, lo que decimos con nuestro lenguaje corporal, lo que hacemos, la manera en que damos importancia a algunas cosas y a otras no.

Lo importante como padres es ser sinceros con nuestr@s hij@s. Y con nosotros mismos. No forzarnos a hacer cosas que nos resultan incómodas. Hablar de nuestros propios temores, dudas y experiencias siempre implica enseñar a l@ niñ@s a mostrarse tal como son; significa enseñar a aceptarse y aceptar a los demás.

Si no sabes cómo contestar a las inquietudes de tus pequeñ@s, ¡no pasa nada!

Diles que te vas a informar sobre lo que te están preguntando, busca información, materiales (ya sean dibujos, vídeos, libros…), y organiza una velada con ell@s cuando tengas el tema claro para poder conversar sobre el tema con tranquilidad.

Y si sigues teniendo dudas sobre cómo tratar el tema, puedes contactar con nosotros a través del apartado “Consultas” y te ayudaremos a enfocarlo de la manera más adecuada para ti. ¡Nuestro objetivo es ayudarte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s