Nos separamos, ¿cómo protegemos a nuestr@s hij@s?

/ febrero 1, 2017

Una ruptura sentimental nunca es fácil, pero es más dura aún si la pareja tiene hijos. Hay muchas formas de ruptura y la relación entre los ex-miembros de la pareja puede variar en función de esta ruptura y de otros factores (guerra abierta, distanciamiento total, relación cordial con amistad residual, torbellino de emociones encontradas y conductas contradictorias…). ¿Cómo podemos proteger a nuestr@s hij@s?

Tras la pérdida de nuestr@ compañer@ es normal pasar por un proceso de duelo; el vínculo se ha roto, tenemos que aceptar el cambio que supone no tener más a esa persona a nuestro lado, y adaptarnos a la nueva vida que se abre ante nosotr@s. L@s niñ@s también pasan por un proceso de duelo y, además, no suelen comprender lo que les está pasando y se sienten inseguros ante la nueva situación. Es fundamental manejar la situación de manera adecuada para proteger a los menores del sufrimiento que la separación de sus padres conlleva.

divorcio

Hablar con nuestr@s hij@s, explicarles qué es lo que va a pasar, sin culpabilizar a nadie, es imprescindible para que no se sientan perdidos. Que la nueva situación no sea extraña para ell@s y comprendan que pueden seguir contando tanto con su padre como con su madre. Y enfatizar lo que nos une más que lo que nos separa.

Independientemente de las diferencias entre los padres, debemos evitar discutir delante de nuestr@s pequeñ@s para no causarles más angustia, y no utilizarlos para atacar a nuestra ex-pareja, ni hablarles mal de ella o usarlos como mensajeros o espías. L@s niñ@s notan el ambiente de hostilidad que puede haber entre sus padres, así que debemos tratar de llevarnos bien y seguir tomando decisiones conjuntas respecto a su educación, visitas, fechas especiales…

“Compensar” a nuestr@ hij@ con regalos y juguetes no es adecuado. Ahora, más que nunca, lo que necesitan es nuestro tiempo, sentirse queridos y comprendidos. Debemos estar disponibles para hablar con ell@s y responder a sus inquietudes.

También es importante disfrutar de algún momento en común, ya sea en cumpleaños o en el momento en el que alguno de los padres pase a recoger a su hij@ a casa del otro, por ejemplo. Transmitir a nuestr@ hij@ nuestro interés común por él, poder crear un clima de complicidad.

La separación de los padres va a afectar profundamente a nuestr@s pequeñ@s, pero podemos conseguir que se sientan seguros ante la nueva situación reforzando nuestro vínculo con él, ayudándolo a adaptarse a los cambios con cariño, comprensión y comunicación con nuestra ex-pareja.

Y si te surgen dudas, puedes preguntarnos lo que quieras en nuestra sección “Consultas”. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*