¿Qué es la Psicología Forense?

Cada vez estamos más familiarizados con la psicología y con muchas de sus ramas, sin embargo, aún sigue siendo desconocida para muchos la psicología forense. 

¿De qué se trata? Pues bien, la psicología forense, es una rama relativamente joven de la psicología, que aplica sobre el derecho los métodos y conocimientos de la psicología científica, para así aportar datos y evidencias y poder facilitar las decisiones de los jueces y magistrados en el contexto judicial. 

El Derecho y la Psicología son disciplinas que comparten un mismo objeto de estudio, la conducta humana, aunque sus objetivos son diferentes. Mientras el derecho busca regular la conducta humana, la psicología por su parte, se preocupa de su explicación. Siendo por ello, por lo que al psicólogo forense le compete establecer el nexo de unión entre ambas disciplinas. 

La función más frecuente de los psicólogos forenses es la evaluación psicológica de los individuos que están inmersos de distintas formas en el sistema jurídico. Aunque es necesario tener formación en derecho y psicología forense, las habilidades y conocimientos más importantes que un psicólogo forense debe tener son clínicos.  

Los informes periciales que realizan los psicólogos forenses son un documento legal y un medio de prueba, por lo que el trabajo profesional de un perito privado puede ayudar a que la prueba documental presente mayor convicción ante jueces y magistrados. 

Del mismo modo, nuestro equipo de psicólogos realiza labores de asesoramiento y orientación antes, durante y después del procedimiento judicial. ¿Por qué? Antes, te permitirá tener una valoración que aporte detalles sobre tu situación, lo cual, te permitirá tomar las acciones más idóneas y obtener así el mejor resultado según tu realidad. Durante, resulta fundamental, ya que cualquier procedimiento judicial lleva asociadas emociones intensas y en muchas ocasiones desagradables, que pueden resultar difícil de gestionar. Después de todo este proceso, el psicólogo forense es el profesional que puede orientarte hacia los recursos terapéuticos que sean más beneficiosos para cada una de las situaciones que surjan. 

Cualquier persona puede solicitar o beneficiarse de la psicología forense y, específicamente, de los servicios de un psicólogo forense; no obstante, si estás involucrado en un procedimiento judicial o bien eres abogado/a, el psicólogo forense puede ser una pieza clave. 

¿Necesitas más información? ¡No dudes en contactar con nosotras!.

Lucía Moreno

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*